Hermana Rossana Henriquez

 
 
 

La vocación religiosa misionera es uno de los mayores regalos que el Señor ofrece a la Iglesia, y nosotras respondemos a su llamado con alegría y amor.

Caminando por la orillas del mar de Chorrillos, en Lima Perú, el Señor llamó a nuestra hermana Rossana, que como ministro extraordinario de la Eucaristía, se dedicaba con mucho cariño a este apostolado en su comunidad crisitiana.

Luego de un tiempo de discernimiento y formación nuestra hermana fue envíada a Canada para su noviciado y luego de pronunciar sus votos acepto como misión ir a Tanzania donde aprendio el swhaili y un poco de la cultura.

Su estadia en Tanzania duro poco menos de un año, pues el Señor le preparaba para otra misión. Desde Tanzania llego a la República Démocratica del Congo donde a puesto al servicio del pueblo todos sus talentos.

Desde su llegada en octubre del 2014 asumio la direccción del Centro Nutricional Mwana Mpendwa, obra dedicada desde los años 80 al servicio de los niños malnutridos. Nuestra hermana se entrega con cariño y dedicación a cuidar de los niños y a procurar lo necesario para el sostenimiento de esta obra de caridad que acoge diariamente un promedio de 50 niños, muchos de ellos en estado grave de malnutrición y anemia.

Nuestra oración por nuestra hermana Rossana, infatigable misionera que dejando la comodidad de su casa y país, entrega cada día su vida al servicio de los amados de Dios.

Leave a reply

Your email address will not be published.

 
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.