Fundación

UNA NUEVA COMUNIDAD

MereF2agee

Nuestra dos hermanas fundadoras, Florina Gervais y Chan Tsi Kwan aceptan  con confianza la decision del venerable obispo de Sherbrooke, con una actitud paterna hacia las dos jovenes misioneras y comprensivo de su ideal apostolico. Luego de las gestiones delante del Delegado apostolico de Canada, se decide la fundación del NUEVO INSTITUTO.

Es asi que en 1919, bajo la mirada de Monseñor Larocque, nacía en Lennoxville la primera semilla de la Congregaciónn de las Heramans Misioneras de San Pablo de Oriente, luego el nombre fue cambiado a HERMANAS MISIONERAS DE NUESTRAS SEÑORA DE LOS ANGELES.

Premieres-mndaTres años y medio más tarde, el 8 de septiembre  de 1922, la Congregación se traslada a la avenida Champlain en Sherbrooke. Recibe la aprobación canonica y es agregada a la familia franciscana. Con Madre Marie-du- Sacré-Coeur (Florina Gervais) et la hermana Marie-Gabriel (Chan Tsi Kwan), seis otras hermanas hacen profesión y, luego dealgunas semanas, cinco de ellas parten a la lejana provicia de Kwei-Chow en China.

Enseguida, un noviciado es abierto en China y cada año las hermanas canadienses parten de Canada para ir al encuentro de las hermanas chinas y trabajan en colaboración en tres provincias de China.

Re-elegida superiora general en 1940, Madre Marie-du-Sacré-Coeur se encuentra aislada en Taipa, a causa de la guerra mundial y le es imposible de gobernar la Congregación hasta septiembre de 1945. De 1937 a 1945, los japoneses invaden, fueron 8 años de guerra.

Ella regresa a la Casa Madre de Lennoxville y, al comienzo del año siguiente, ella presenta su dimisión al obispo Desranleau como superiora general. Un nuevo consejo es elegido y entra en función en otoño de 1946.

En 1949, el comunismo toma el poder en China. Todas nuestras hermanas fueron expulsadas de China continental y se refugian en Hong Kong y en Macau. La revolución comunista en China obliga a muchas misioneras a regresar a Canada.

Es a partir del año 1950, con la autorización del obispo Desranleau, que las misioneras son envíadas a donde los obispos soliciten su colaboración. Es entonces que, bajo la acción del Espiritu Santo, la congregación va mas allá de sus froteras y las misioneras se dirigen hacia Japon, Perú, Tahiti,  Tanzania y Zaire (República Democrática del Congo), más tarde seran abiertas las misiones de Brasil, Chile,  Ruanda y Filipinas.

De todos estos paises, surgen nuevas vocaciones y la congregación conserva el caracter internacional de su origen.

Déspues de morar algunos años en nuestra casa de Loretto Hall de Victoria (Quebec), Madre Marie-du-Sacré-Coeur parte con alegría hacia el Perú, donde ella no olvida que el Instituto que ella a fundado debe trabajar ante todo, a promover y formar los grupos apostolicos. Es lo que ella intenta hacer en el Perú donde ella trabaja muchos años. A los 83 años, sintiendo que sus fuerzas disminuian, ella acepta de regresar definitivamente a la enfermería de la Casa Madre en Sherbrooke.

En julio de 1979, algunas semanas su salud empieza a disminuir. El 1ro de agosto, su vida se apaga dulcemente en las primeras viesperas de la fiesta de Nuestra Señora de los Angeles, rodeada de la comunidad, mientras las hermanas cantaban el Magnificat. El Señor vino en busca de su Esposa en un día elegido y deseado por ella.

Mujer atenta a la acción del Espiritu Santo, de una audacia y de une confianza sin limites a causa de la fe profunda que la animaba, ella a sabido marcar nuestra  Congregación de un gran espiritu apostolico en la libertad, la alegría y la simplicidad. Para ella, toda barrera de raza, de nación, NO EXISTE; cada persona era un hermano, una hermana, que ella amaba y quería conducir hacia el Cristo.

Esta humilde Sherbrookoise fue, en el principio del siglo XX, a la vanguardia de la renovación misionera de la Iglesia.

 
Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.